ARTE AL ALCANCE DE TODOS. Una propuesta para personas con discapacidad visual

“El arte no reproduce lo visible, lo hace visible”.

                                                                                                   Paul Klee

Desde hace siglos, los estudiosos denominaron al arte pictórico y, más tarde, al fotográfico y cinematográfico, junto con  las obras en formato digital de finales del siglo XX, como artes visuales, lo cual ya estableció una clara discriminación respecto a personas ciegas o con algún tipo de discapacidad visual. No obstante, el siglo XXI se ha convertido en escenario de los avances más importantes a nivel tecnológico y social, los cuales han tenido lugar en los tan solo dieciséis años de existencia que presenta el nuevo milenio. Esto ha generado que la sociedad de hoy esté asistiendo a un incesante y espectacular desarrollo que afecta a todos y cada uno de los sectores sociales y laborales, incluido el artístico.

El arte contemporáneo, desde su surgimiento hasta la actualidad, ha sido sometido a duras críticas en cuanto a la manera de expresar y representar unas ideas concretas por parte del artista. Se ha considerado, en muchos de los casos, un arte difícil de comprender, lo que ha provocado cierto rechazo respecto a las expresiones artísticas más tradicionales y académicas. Sin embargo, la colaboración de la sociedad actual, que cada vez se implica con mayor fuerza en esa aceptación y deleite del arte de nuestro tiempo, así como los nuevos modelos expositivos que propone la museografía de vanguardia, posibilitarán un mayor acercamiento de la población hacia las últimas tendencias artísticas. No obstante, si las novedades que tendrán lugar en el ámbito museográfico en los próximos años obedecerán  a la incorporación  de las últimas tecnologías  (mapping, hologramas, proyecciones en 3D…), todas ellas visuales, ¿qué ocurre con el público invidente?

Está claro que, por muchos avances tecnológicos que se apliquen en una exposición y, por muy involucrada que sea la labor curatorial y museográfica de la misma, jamás podremos subsanar la carencia visual que presentan las personas ciegas. Pero, esto no implica que no se puedan desarrollar herramientas u obras de diferentes formatos que generen experiencias lo más cercanas posible a la contemplación del arte.

En este sentido, algunas de las instituciones museísticas más importante del mundo, como el Museo Guggenheim de Nueva York, Museo del Prado o Museo Thyssen-Bornemizsa de Madrid, entre otras, han abierto sus puertas, aunque de manera temporal, a obras destinadas al público con discapacidad visual. Se tratan de representaciones en relieve o de bulto redondo que permiten al espectador tocar con detenimiento la pieza e interpretarla. No obstante, son prácticas insuficientes para involucrar a este amplio sector social en la educación de la cultura de la Historia del Arte. Cuántas veces habrán oído hablar de obras como La Mona Lisa, de Leonardo Da Vinci, Las Meninas de Velázquez o de obras Pop de Andy Warhol sin poder disfrutarlas desde la perspectiva de su visión particular, el tacto.

 Ante tal carencia cultural, ya son varias las personalidades involucradas en un proceso de cambio que pretende acabar con este tipo de limitaciones sensoriales. Es el caso de Marc Dillon, un programador informático finlandés que desarrolla actualmente el Proyecto Unseen Art (arte invisible), consistente en la reproducción de los grandes clásicos de la Historia del Arte en obras obtenidas a través de impresoras 3D. Para ello, cuenta con la labor desinteresada de artistas que ofrecen reproducciones de sus obras favoritas, las cuales serán aplicadas a la posterior impresión. Ejemplo de esta labor es la que lleva a cabo Caroline Denle, una artista afincada en Londres que ya se ha sumado a la causa y ha posibilitado la creación de las primeras obras de esta iniciativa.

Unseen Art

Reproducción de la Mona Lisa en 3D a partir del diseño de la artista Caroline Delen y los programas informáticos de Marc Dillon para su iniciativa Unseen Art. Imagen relativa al artículo digital “Arte para tocarlo: obras en 3D para personas que no pueden ver”:http://www.huffingtonpost.es/2015/12/05/obras-arte-3d_n_8718072.html  publicado en  el portal web: EL HUFFINGTON POST, por Priscila Frank el 05/12/2015.

Otro aparato reciente, cuya creación ha resultado de vitalísima importancia para permitir una educación cultural cada vez más amplia y rápida por parte de las personas con discapacidad visual, es el denominado Ferrotouch. Desarrollado por Katie Cagen, una estudiante de ingeniería de la Universidad de Harvard, el ferrotouch consiste en un aparato de mediano tamaño cuya superficie presenta un ferrofluido (metal líquido) bajo el cual se coloca una matriz de electroimanes, recubierto todo el artilugio por una superficie flexible y apta al tacto. Los imanes, a través de una programación informática previa, interactúan con el fluido, permitiendo la confección no sólo de caracteres de escritura en braille a tiempo real, sino de cualquier tipo de figura que aparece en el ordenador al que se encuentra conectado el aparato.

De este modo, si el ferrotouch se aplicase a la museografía, permitiría a la población ciega disfrutar de cada una de las obras que componen los fondos de un museo a tiempo real; es decir, no sería preciso la reproducción en 3D de todas las obras por separado, como exponía en el caso anterior. Ahora, el ferrotouch, que se ubicaría en el espacio expositivo, se conectaría a un ordenador el cual dispusiera, en su memoria, del catálogo digital de la colección, tanto temporal como permanente, lo que permitiría la reproducción de las imágenes que aparecen en pantalla, en formas tridimensionales creadas a partir de los estímulos que sufren los diversos electroimanes que componen el aparato.

ferro

Ferrotouch, aparato que permite la confección de caracteres y figuras de muy diversa índole en tres dimensiones a tiempo real. Imagen descargada del artículo digital: “5 ejemplos de tecnología para personas ciegas: más allá de braille”, publicado en el portal web: OpenMind https://www.bbvaopenmind.com/tecnologia-para-invidentes-mas-alla-del-braille / por Javier Barbuzano el 15/04/2015. Fecha de consulta: 30/11/2016

Si bien resultaría una buena propuesta, entre los numerosos avances tecnológicos disponibles que pueden ser aplicados al ámbito expositivo, el uso de gafas 3D para proporcionar a los visitantes una experiencia museográfica más dinámica y divertida, actualmente los ciegos también disponen de unas “gafas inteligentes” que les permiten obtener imágenes en 3D, aunque, en este caso, de la realidad que los rodea, en lugar de un mundo ficticio como sucedería en el caso del público vidente.

Partiendo de la base de que la gran mayoría de las personas con discapacidad visual conservan un % de su visión, estas “gafas inteligentes”, desarrolladas en la Universidad de Oxford por el Profesor Stephen Hicks y compuestas por un sistema de cámaras y softwares que detectan y reconocen objetos cercanos, hacen uso de dicho % visual para permitirles una mejor orientación en espacios conocidos y desconocidos. Así pues, la disponibilidad al público invidente de este tipo de lentes, permitiría una mayor accesibilidad a los museos actuales, caracterizados por componerse de amplios espacios expositivos y un sinfín de salas  y recovecos que atienden a las diferentes dependencias del centro.

captura

Gafas inteligentes para personas ciegas. Imagen descargada del artículo digital: “5 ejemplos de tecnología para personas ciegas: más allá de braille”, publicado en el portal web: OpenMind: https://www.bbvaopenmind.com/tecnologia-para-invidentes-mas-alla-del-braille/ por Javier Barbuzano el 15/04/2015. Fecha de consulta: 30/11/2016

Por último, si antes hacía mención a las impresoras 3D para la reproducción de obras de arte en tres dimensiones, ahora me gustaría destacar el uso de las mismas para la impresión de libros infantiles. Se trata de un proyecto desarrollado por la Universidad de Colorado, cuyo principal objetivo es el de iniciar en la lectura a niños ciegos a una edad cada más temprana.

Todos los aparatos anteriormente expuestos resultan de gran utilidad para facilitar la puesta en contacto con el arte de la población invidente. Sin embargo, en el caso del público infantil, no basta con “tocar” la obra, al igual que resulta insuficiente que un niño vidente contemple una pieza sin más. La mayoría de los pequeños que acuden al museo, lo hacen en grupos escolares en compañía de sus profesores y un/a guía turístico que les oriente e informe al respecto. Por tanto, los niños ciegos que asisten a una visita guiada de este tipo, al no disponer de la visión, podría suplir esta carencia haciendo uso de una serie de catálogos infantiles en 3D que les permitiera seguir el hilo argumental no sólo a través del oído, sino también a través del tacto.

libroninos

Libro infantil impreso en 3D a raíz de proyecto iniciado por la Universidad de Colorado. . Imagen descargada del artículo digital: “5 ejemplos de tecnología para personas ciegas: más allá de braille”, publicado en el portal web: OpenMind: https://www.bbvaopenmind.com/tecnologia-para-invidentes-mas-alla-del-braille/  por Javier Barbuzano el 15/04/2015. Fecha de consulta: 30/11/2016

Pero, pese a mi propuesta de incorporar todos estos avances en pos de la inclusión e igualdad social, aún queda mucho camino por recorrer. Sin ir más lejos, resulta obvia y muy útil la implantación, en un futuro a corto plazo, de estos sofisticados artilugios en las salas expositivas, con el fin de garantizarse la institución el mayor mérito a lo que inclusión social se refiere. No obstante, un número muy escaso de museos actuales disponen en sus instalaciones de hojas de sala en Braille, que ofrezcan información sobre las obras que se exhiben, o simplemente actividades complementarias organizadas por los diversos departamentos, destinados a este tipo de público.

Pero, pese a esta carencia cultural, es digna de admirar la labor que lleva a cabo la Fundación O.N.C.E. en el ámbito artístico. Cada dos años, se celebra la Bienal de Arte Contemporáneo de la Fundación O.N.C.E., en la que se exhiben tanto obras realizadas por personas invidentes o con algún tipo de discapacidad, como piezas diseñadas expresamente para este sector social.

La ceguera es una de las discapacidades más antiguas del mundo y aun así, hoy día, pese a los numerosos avances desarrollados en Medicina, pasa desapercibida entre la multitud. Si todos los sectores se involucraran en la apuesta real por el desarrollo de unos modelos de vida que dieran cabida a todas y cada una de las personas que componen la sociedad, los invidentes tendrían más fácil acceso a cualquier ámbito, incluido el cultural. De este modo, la presente propuesta impulsa la iniciativa de igualdad ciudadana, y lo hace a través de la puesta al día mediante el uso de los aparatos más sofisticados que encabezan la vanguardia tecnológica.

Referencias Bibliográficas:

BARBUZANO, J.: “5 ejemplos de tecnología para personas ciegas: más allá de braille”, artículo digitalizado publicado en el portal web: OpenMind: https://www.bbvaopenmind.com/tecnologia-para-invidentes-mas-alla-del-braille/ el 15/04/2015. Fecha de consulta: 30/11/2016

 FRANK, P.: Arte para tocarlo: obras en 3D para personas que no pueden ver, artículo publicado en la revista digital: El Huffington Post: http://www.huffingtonpost.es/2015/12/05/obras-arte-3d_n_8718072.html  el 05/12/2015.  Fecha de consulta: 26/11/2016.

.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *