Una artista recrea las ciudades del mundo a través de sutiles acuarelas.

♦ Ciudades de acuarela

La acuarela es una de las técnicas que más han gustado, y gustan,  a lo largo de la Historia del Arte. Dicha predilección se debe a la sutileza de sus formas, a la posibilidad de combinaciones coloristas que ofrece, así como a la multiplicidad de acabados y texturas artísticas que posibilita dicha técnica.

Así pues, y sobre todo durante los siglos XVIII y XIX, la acuarela fue una disciplina muy explotada y empleada, generalmente, para la representación de vistas de paisajes, así como para documentar a la sociedad del momento los acontecimientos más importantes. Al no existir aún la fotografía, la acuarela se convirtió en el aliado perfecto de periodistas y artistas que quisieron plasmar, de manera rápida, momentos decisivos de la historia.

Sin embargo, con la aparición de la cámara fotográfica, esta vertiente artística pronto se redujo al ámbito meramente contemplativo, de modo que los artistas hicieron alarde de esta técnica para la representación de ciudades, marinas y vistas de paisajes, en general.

En este sentido, y ya trasladados a la época contemporánea, son muchos los acuarelistas profesionales que aportan color y emoción al arte con sus obras. Buen ejemplo de ello es la artista rusa Elena Romanova, quién, a través de unos sutiles trazos y tonos de color, consigue impresionantes y originales obras de arte.

La temática principal de su producción gira en torno a la recreación de ciudades del mundo, tales como Nueva York, Londres, París o Roma, entre otras. Se tratan de obras que, con un efecto inacabado en el que puede observarse perfectamente el goteo de acuarela, la artista pretende representar las raíces de las ciudades que plasma.

En el presente artículo se recogen algunas de las obras de Elena Romanova. Sin duda alguna, un verdadero regalo para los amantes del arte, la sencillez y la elegancia.

¡Disfrútenlas!

ciudades ciudades ciudades ciudades ciudades ciudades ciudades ciudades ciudades ciudades ciudades

Créditos de imágenes: ©Elena Romanova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *